By Carmen Gomez | 22 octubre 2020 | 0 Comments

3 recomendaciones para gestionar tu equipo en remoto

Flexibilidad horaria

La empresa ha de pagar a los empleados por todas las horas trabajadas y  la principal forma en que una empresa puede cumplir con estas obligaciones de pago es brindar a los empleados un proceso razonable para informar sobre su tiempo de horas de trabajo establecido.

Las empresas también deben asegurarse de que su sistema no sea demasiado oneroso de usar. Un sistema que permite a los empleados marcar la entrada y salida electrónicamente varias veces al día puede ser una de las formas más efectivas de rastrear el trabajo remoto, especialmente durante la pandemia,  ya que  la realidad es que muchas personas que trabajan desde casa tienen otras responsabilidades durante ese día, como cuidar a los niños u otros miembros de la familia. Si tiene un sistema que realmente permite eso, tiene muchas más posibilidades de que las horas que se están registrando sean las horas que se están trabajando, y se sentirá más cómodo confiando en ellos. Todos hemos de ser flexibles a la hora de encontrar soluciones

 

No te excedas con la vigilancia

Si un empleado no informa su tiempo a través de un procedimiento establecido, el empleador generalmente no está obligado a investigar más para descubrir las horas no declaradas.
Aunque un empleador puede tener acceso a registros de las actividades de los empleados que no pertenecen a la nómina, como registros que muestran que los empleados acceden a sus dispositivos electrónicos emitidos por el trabajo fuera de las horas informadas. La diligencia razonable generalmente no requiere que el empleador realice esfuerzos poco prácticos, como clasificar esta información para determinar si sus empleados trabajaron más horas de lo que informaron.

 

Asegúrate de ser claro si quieres que el teletrabajador deje de trabajar fuera de su horario

 

Dado que trabajar desde casa ha desdibujado las líneas divisorias entre el trabajo y el tiempo personal, los empleados que anteriormente se apegaban a sus turnos programados pueden encontrarse cada vez más sin trabajo adicional después de que termina su jornada laboral tradicional.

En situaciones en las que una empresa no quiere que los empleados trabajen horas extra, ya sea por restricciones presupuestarias o por cualquier otra razón, la ley dice que es responsabilidad del empleador repasar su lista de políticas, incluso si están en el manual. Si tiene motivos para creer que un empleado trabaja fuera del horario laboral y su empres tiene una política que prohíbe trabajar fuera del horario laboral, debe hacer cumplir esa política. Debe quedar claro que la empresa cumple sus reglas.

Los trabajadores a veces tienen la impresión de que su empresa quedará impresionada si están disponibles en todo momento, por lo que la empresa debe aclarar cualquier confusión al respecto. Si la empresa sabe que alguien está trabajando sin cumplir el horario establecido o incluso ocasionalmente más allá de sus horas regulares, esta tiene la obligación de pagar ese tiempo y de informar al empleado que cumpla su horario. A veces los empleados piensan que van más allá y creen que se agradece, pero no se dan cuenta de que están creando desafíos a la empresa y de que si no se cumplen, dan de tomarse medidas.

×