By Carmen Gomez | 7 septiembre 2020 | 0 Comments

Algunas recomendaciones para ser más productiv@ teletrabajando

En una situación como la actual en la que la incertidumbre y la ambigüedad están a la orden del día es importante que no olvidemos que sólo podemos controlar lo que es controlable. Y hay situaciones que no lo son y cuanto antes lo aceptemos y nos adaptemos, mejor te sentirás. Menos estresad@ y más concentrad@ en lo realmente importante mientras te rodea una situación compleja.

Esto junto con los siguientes consejos basados en la propia experiencia, te ayudarán a ser más productiv@ y conseguir mejores resultados :

  • Ten tu propio espacio de trabajo en casa que te ayude a concentrarte pero sí o sí que sea fuera del dormitorio ya que este es el espacio para descansar y nuestra mente lo asocia a esto. Literalmente «vamos a trabajar»
  • Crea una rutina para tus mañanas y crea hábitos que funcionen para ti. Por ejemplo, levántate todos los días a la misma hora, haz algo de ejercicio físico, meditación,… Lee o escribe durante 20 minutos durante esa primera hora del comienzo de tu día y antes de empezar tu trabajo, prepara la agenda de tareas del día
  • Trabaja por bloques de tiempo alineado a tareas, si te es factible. Y apaga alertas de emails, mensajes y similares durante aquellas tareas esenciales: las importantes. Por ejemplo, asigna 3 veces al día comprobar tus emails, las dos primeras horas de la mañana a hacer lo más tedioso e importante, para después tener 20 minutos de descanso aprovechando para tomarte un café y conectar con algún compañero de la oficina o colega de profesión y fomentar esos momentos de interacción y socializar.
  • Sí o sí agéndate momentos de descanso, y literalmente cambiar de aires saliendo de tu espacio de trabajo, de casa ara oxigenarse.
  • Personaliza tu espacio de trabajo con aquellos detalles que ayuden a sentirte bien, que te hagan disfrutar pero que no te distraigan. Por ejemplo una foto de tus últimas vacaciones con tus hijos o algo de música alfa, que te ayuden a concentrarte y al fin y al cabo, a conseguir mejores resultados en menos tiempo.
  • Es fundamental que pruebes diferentes hábitos hasta dar con los que realmente funcionan para tí. Que seas constante en probar y mantenerlos. Por ejemplo, levantarse a las 6 de la mañana hace que el día sea mas productivo para algunos pero hay a quien esto no le funciona y obtiene mejores resultados y concentración levantándose a las 8.
  • El aislamiento, sensación de soledad y desconexión del «equipo» son algunos de los grandes retos a solventar teletrabajando. Ya no tenemos esos momentos de conversaciones de pasillo, risas durante el café o de coincidir en el baño con un compañero de otro departamento y ponerse al día de cómo les va. Pero sí que contamos con herramientas de comunicación para hacer una video llamada tras comprobar por el chat si esta disponible para hablar 10 minutos y ponerte al día con una buen café o porqué no, una cerveza al terminar la jornada de trabajo para quedar el jueves por la tarde con el resto del equipo, en el bar para vernos un rato.

«No hay nada tan inútil como hacer con gran eficiencia algo que no debería de haberse hecho en absoluto«

Peter Drucker

 

×