By Carmen Gomez | 3 noviembre 2020 | 0 Comments

El agotamiento durante el trabajo en remoto: algunas recomendaciones

El burnout va a más…

A día de hoy, son ya millones de personas que han estado trabajando en remoto durante más de 6 meses. Algunos han podido conciliar satisfactoriamente su vida personal y profesional de un modo. Y los equipos en remoto han asumido alternativas que compensan de alguna manera el contacto presencial formal e informal de la oficina. No obstante, el número de casos de burnout sigue siendo un reto latente en el teletrabajo.

Sabemos que la carga de trabajo sigue en aumento debido en parte, a los reajustes de mano de obra llevados a cabo en las empresas. Y por otro lado, empleados teletrabajando siguen viéndose forzados a estar disponibles y trabajando fuera de su jornada laboral. Esta es la realidad. Una realidad que puede alargarse con la implementación permanente del teletrabajo cada vez en más empresas. Y son necesarias medidas para paliar el desgaste del empleado en remoto tales como:

  • Gestión del tiempo de la jornada laboral que incluya tiempo de descanso de transición de tu momento de trabajo al personal. Y durante los cuales incluso puedas gestionar emails desde tu móvil, como ese momento de ir en coche o en transporte público a la oficina. Y sin olvidar de poner un especial cuidado cuando trabajas para un cliente internacional que conlleva diferencia horaria o gestionas un equipo global. Es imprescindible diseñar, transmitir y cumplir normas claras al respecto. Guarda tus herramientas de trabajo y cierra el espacio de tu oficina física y mental cuando estés fuera de tu horario. Es cuestión de higiene mental, de cambiar de aires para recargarse y retomar el trabajo y conseguir resultados más productivos y competitivos.
  • Cargas de trabajo: tanto el empleado a distancia como el responsable de equipo han de gestionar eficazmente la distribución de las cargas de trabajo. Al comienzo del confinamiento hubo una época en la que las empresas y empleados cayeron y aceptaron toda carga de trabajo debido a la situación excepcional. Pero en muchos casos esta situación se ha ido extendiendo en el tiempo si hacer los ajustes necesarios por ambas partes. Conllevando resultados insuficientes y un desgaste físico y mental. Así que si pasados todos estos meses continuas con esas jornadas laborales ilimitadas y un agotamiento que va a mas, quizás haya llegado el momento de hablarlo con tu jefe/a. Replantear las cargas de trabajo, o los tiempos  sean una alternativa más viable, satisfactoria y saludable para todos

  • Descanso y ejercicio físico: son el mejor tratamiento para mantener una buena salud y en mejor equilibrio entre vida personal y profesional. Y sé consciente de la importancia de moverse durante tu jornada laboral, de ahí el marcarse esos breaks con cierta regularidad
  • El contacto: incluso al más introvertido le gusta relacionarse. Y en situaciones como la que nos ha puesto la pandemia actual es necesario relacionarse más a través de las herramientas digitales. Esto minimizará el impacto del aislamiento y soledad que tanto sufren los teletrabajadores, en  especial, quienes menos tiempo llevan en remoto o quizás que lo vean como algo «normal». Que es normal como efecto de un teletrabajo no bien gestionado pero ha de ser solventado. Un #cafeonlinecon siempre viene bien 🙂

 

 

×