By Carmen Gomez | 6 octubre 2020 | 0 Comments

Freelance o emplead@: ventajas y desventajas

Descubre los ventajas y desventajas de contratar a un freelance y aprende cuándo realmente tiene más sentido contratar a un empleado.

Necesitas ayuda, pero estás tratando de averiguar si te conviene mejor un freelance o contratar a alguien.

Esta pregunta es muy común y tiene importantes implicaciones para las relaciones laborales. Cada vez son más los profesionales en freelance. Así que antes de tomar una decisión, da un paso atrás y haz algunos deberes para averiguar si realmente te conviene un empleado o un freelance.

Cuando tienes un empleado en nómina, tienes el control de cómo se ven la relación laboral y el horario. Como empleador, lo más probable es que le pagues por horas o por salario y le restes los impuestos. La mayoría de los empleadores, por supuesto, también ofrecerán un paquete de beneficios a sus trabajadores. El freelance, por otro lado, recibe una tarifa fija por proyecto o una tarifa por hora para trabajar, pero no reciben el resto de beneficios de un empleado.

Existen algunas ventajas de contratar a un freelance:

  • Pagas solo por el trabajo que realmente necesitas
  • Sin pago de beneficios a menos que quieras ofrecerlo
  • Puedes buscar tarifas competitivas en el mercado y hacer coincidir tu presupuesto y el nivel de experiencia deseado con el freelance.
  • Acceso a talento de todo el mundo, que también obtendrás si contratas a un empleado en remoto 🙂

Estos son algunos de los aspectos a considerar también al decidir entre un empleado o freelance:

Distribución del trabajo

Los autónomos, por ley, necesitan mantener la autonomía en la forma en que hacen su trabajo. Para su trabajo, la flexibilidad es la clave. Para la mayoría de las relaciones con empresas, el freelance trabajará con su propio equipo y en su propio horario, cumpliendo con los plazos de los proyectos según sea necesario. En general, los trabajadores autónomos o freelance permanecerán disponibles para las llamadas programadas pero no estarán «de guardia» durante las horas de trabajo típicas de la misma manera que lo estaría un empleado.

Si necesitas que alguien esté disponible durante tus horas establecidas todos los días, lo que significa que tendrás que bloquear todo el día para trabajar cuando el resto de tu equipo esté trabajando, esto generalmente significa una relación empleado / empleador. Y en nuestro país, esto significa impuestos sobre nómina, seguridad social,…

Si estás abierto a una relación profesional más flexible y realmente deseas tratar a esta persona como un freelance quien controla cómo y cuándo hace su trabajo, un freelance es la mejor opción.

Decide qué  es lo que mejor se adapta  a tus necesidades y mantenlo así. Si tienes que hacer cambios, habla con tu trabajador sobre la necesidad de cambiar de estado y si se siente cómodo con eso.

El Talento

¿Tengo acceso al tipo de talento que quiero para un puesto? Muchos autónomos trabajan de forma remota por elección y quieren tener acceso a más de un cliente a la vez. Esto significa que algunos de los mejores talentos podrían estar entre el grupo de trabajadores independientes. Dejar el trabajo es un compromiso mayor, pero aceptar un nuevo cliente es algo común para los autónomos, por lo que podría haber más personas con las que pueda hablar más rápidamente sobre la oportunidad si opta por la opción del autónomo.

Esto no quiere decir que no haya talento que busque puestos a tiempo completo. En realidad, todo lo contrario. Pero estar abierto a autónomos que podrían hacer el trabajo más rápidamente cuando solo les paga por el trabajo realizado podría estirar mejor su presupuesto.

Carga de trabajo

¿Tienes suficiente trabajo para mantener ocupado constantemente a un empleado a tiempo parcial o completo? De lo contrario, acabarás pagando un salario o por horas en las que el trabajador no tiene nada que hacer. Eso no le sale rentable a nadie.

La carga de trabajo esporádica o la sobrecarga a corto plazo es un caso sólido para contratar a un profesional independiente, mientras que el trabajo continuo, especialmente cuando necesita a alguien disponible durante horas específicas, indica que puede necesitar un empleado permanentemente. Dado que ambas partes podrían trabajar de forma remota, ampliando así su grupo de talentos, se vuelve aún más importante pensar en la estructura de la relación de trabajo y la carga de trabajo general.

Si bien los trabajadores autónomos pueden permanecer en su empresa durante mucho tiempo facturando por horas o por anticipo, muchos de ellos también estarán felices de trabajar contigo para proyectos más pequeños o períodos de tiempo más cortos.

×