By Carmen Gomez | 1 octubre 2020 | 0 Comments

Freelance: una tendencia en alza

Quizás nos haya llegado el momento de plantearnos esta opción laboral para continuar nuestra carrera profesional.

Ya es hora de darles a los trabajadores autónomos el crédito que merecen. A menudo vista como una ocupación no «real», el trabajo  freelance puede parecer abstracto para algunas personas, cuando en realidad es una opción de carrera muy viable. Los autónomos están demostrando que su modelo de trabajo es cada vez más popular. Se estima que los trabajadores autónomos se convertirán en la mayoría de la fuerza laboral, con los millenials y la Generación Z presionando por más contratos y oportunidades de trabajo remoto. De todos los grupos generacionales, la Generación Z tiene la mayor cantidad de autónomos, con un 53 por ciento. Entre 2014 y 2019, la cantidad de personas que trabajan como autónomos a tiempo completo aumentó del 17 al 28 por ciento.

Con este modelo freelance cada vez en mayor auge, tal vez sea hora de que nos replanteemos cómo vemos este tipo de carrera. Porque, sinceramente, los trabajadores autónomos son más que los proyectos que asumen: dirigen todo un negocio por su cuenta. Al igual que el propietario de un negocio, los autónomos deben promocionarse, entablar relaciones, ser inteligentes con respecto a lo que asumen, además de tener conocimientos financieros.

five person standing while talking each other

Muchos trabajadores autónomos reconocen el trabajo que realizan y lo mucho que se parece a administrar un negocio. Aquí hay formas en que los dos son casi idénticos.

Sin recursos humanos, sin contabilidad, sin nómina. Todo depende del freelance. Para algunos, es un sueño. Para otros, es una pesadilla.

Muchos autónomos prefieren el método de contabilidad del «hazlo tú mismo«, ya que les da el control de sus finanzas personales y les permite ajustar sus tarifas cuando lo deseen. Para los autónomos que dudan un poco más en administrar sus propias finanzas, hay muchas formas de contratar a un experto para que los ayude.

Dado que los trabajadores autónomos técnicamente dirigen su propio negocio, tienen que pagar impuestos como los dueños de un negocio. Uno de los mayores desafíos como autónomo es prepararse para la época de impuestos. Les corresponde reservar dinero para lo que deben en impuestos. Esto a menudo hace o deshace a un trabajador independiente y es probable que los más preparados vean su trabajo como su propio negocio.

A medida que los proyectos crecen, muchos autónomos tienen que contratar profesionales para continuar con su trabajo. Y al ser una sola persona, los trabajadores subcontratados tienen una cantidad limitada de tiempo…

Para proyectos más grandes, es común contratar a un empleado contratado para asegurarse de que se cumplan los plazos y que la calidad del trabajo no disminuya a medida que se agregan responsabilidades. Como cualquier propietario de un negocio, el freelance debe elegir a quién contrata; y esa podría ser la razón por la que conserves o pierdas un cliente.

La subcontratación de la ayuda para tus proyectos es más fácil cuando trabajas en tu red de contactos y la promoción de tus habilidades. La red de freelancers está creciendo y conectarse con otros freelancers es beneficioso por dos razones:

  • Si necesitas ayuda, no tienes que buscar mucho para encontrar una buena opción.
  • Si otros freelance necesitan ayuda, podrían verte como la persona adecuada.

El trabajo autónomo fluye y refluye. Algunas semanas y meses son livianos, mientras que otras dificultan la recuperación del aliento. Nutrir tu red y aprovechar tus recursos es beneficioso para cualquier tipo de flujo de trabajo.

El «plato» de un autónomo siempre se reorganiza con varias raciones y diferentes proyectos. Para mantener ese «plato» lleno, estos deben ser proactivos en la comercialización de sus servicios. Necesitan atraer y retener clientes, y la mejor manera de hacerlo es presentar su trabajo a otras personas. Como cualquier negocio, existen herramientas de marketing clave que un profesional independiente debe utilizar para seguir obteniendo ingresos:

  • REDES SOCIALES: Si el objetivo es promover servicios, los trabajadores autónomos deben determinar qué plataforma de redes sociales es mejor para ellos. LinkedIn se creó para las redes digitales, por lo que esta plataforma es imprescindible. Las plataformas secundarias se eligen en función de cómo se traduzcan la marca y los servicios de una persona. Si trabajas en un sector visual, Instagram puede ser la mejor manera de llamar la atención. Si eres un copy, céntrate en Twitter o Facebook, donde es más fácil compartir enlaces.black iphone 4 on brown wooden table
  • LA PÁGINA WEB:  Un sitio web profesional es tan importante para un autónomo como lo es para una empresa. Una web bien construida es fácil de navegar, explica los servicios, muestra ejemplos de trabajo y proporciona una forma clara de contactar al freelance.
  • BLOGGING: El contenido es uno de los secretos mejor guardados de un trabajador autónomo. Al crear un blog en tu web, te estableces como un experto en tu campo y aumentas el SEO para tu sitio web. Cuando creas contenido continuamente en tu sitio web, estás generando más tráfico.person typing on laptop computer
  • RELACIONES: Si los freelance no están conectados, será más difícil encontrar oportunidades de trabajo. Al igual que los dueños de negocios que buscan clientes, los  autónomos siempre están buscando una nueva relación que pueda ser el puente hacia su próximo proyecto.

Al contrario de lo que muchos creen, la vida de un autónomo no es simplemente sentarse frente a un ordenador en pijama. Hay mucho trabajo, incluido el nutrir las relaciones, mantener el flujo de trabajo en movimiento y a tiempo, y siempre atent@ a las oportunidades de crecimiento de tu negocio.

×