By Carmen Gomez | 18 enero 2021 | 0 Comments

Trabajo en remoto: retos y oportunidades para la ciudad

El trabajo en remoto nos está ofreciendo una oportunidad excepcional para revitalizar los pueblos, a la vez que nos plantea algunos problemas para las ciudades, según estudios recientes.

Una nueva encuesta realizada en Irlanda también afirma que el trabajo en remoto después de una pandemia podría llevar a que este país pueda perder puestos de trabajo … y crear nuevos puestos que incluso aún están por definir o incluso, existir.

Leo Varadkar urges everyone who can work from home to do so

El informe dice que al 94% de las personas encuestadas les gustaría trabajar de forma remota después de la crisis.

Un mayor nivel de trabajo remoto podría ayudar a revitalizar las zonas rurales de países como Irlanda con zonas rurales muy despobladas como en el caso de España. Pero plantearía desafíos a las ciudades.

En un prólogo a una nueva estrategia sobre trabajo remoto, Tánaiste Leo Varadkar predice que después de la pandemia el mundo del trabajo nunca volverá a ser el mismo. Si bien algunos volverán a la oficina a tiempo completo, la mayoría se convertirá en «trabajadores combinados», que operen desde una combinación del lugar de trabajo tradicional y el hogar o nuevos centros, dijo.

El Sr. Varadkar predice que estos cambios serán «para mejor» con menos desplazamientos, más tiempo en familia y de ocio y menos emisiones del transporte. También ofrecerá nuevas oportunidades para las personas que quieran vivir en las zonas rurales, las personas con discapacidades y las personas con responsabilidades de cuidado. «Las pequeñas ciudades y pueblos verán nuevas inversiones, mayor afluencia y gasto».

Sin embargo, el Sr. Varadkar advirtió que el cambio también conllevará riesgos. “No queremos convertir nuestros hogares en lugares de trabajo donde estamos continuamente. Queremos distribuir los trabajos de manera más equitativa en todo el país, pero no queremos perderlos en el extranjero. Queremos conservar la creatividad y la innovación que surgen de las personas que se conocen y no queremos que las personas se aíslen ”, dijo.

El informe dice que el trabajo masivo de emergencia en el hogar como resultado de las restricciones de la Covid-19 había presentado desafíos significativos, incluida una infraestructura de trabajo remota inadecuada, entornos de trabajo en el hogar inadecuados y, en ocasiones, la falta de disponibilidad de cuidado infantil y escolarización de aprendizaje temprano.

Sin embargo, el informe menciona que al 94 %  les gustaría trabajar de forma remota después de la crisis. Señala el impacto sustancial del trabajo remoto con el potencial de cambiar fundamentalmente la naturaleza del dónde, cómo, cuándo y por qué trabajan las personas.

Aislamiento
El informe señala que también existen desafíos con el aumento del trabajo remoto. Para los empleados, esto incluye posibles efectos negativos en la salud mental con sentimientos de aislamiento y estrés, así como dificultad para desconectar y mantener un horario regular. Los desafíos para los empleadores incluyen el apoyo a la creatividad, la dinámica de grupo, la propiedad compartida y las interacciones entre los miembros del equipo.

También señala el posible impacto negativo del trabajo a distancia en los niveles de empleo nacionales, citando los desafíos para atraer y retener talentos, y señala los desafíos para las ciudades cuando las personas trabajan desde otros lugares.  La visibilidad reducida de los trabajadores remotos podría afectar la igualdad de género en el lugar de trabajo.

La nueva estrategia de trabajo remoto debe basarse en tres pilares, sugiere el informe: crear un entorno propicio, desarrollar la infraestructura y establecer un marco de políticas y orientación.

Durante la pandemia quedó claro que los empleados se están enfrentando a dificultades para desconectar y, para proteger a los empleados del exceso de trabajo, el Gobierno irlandés ha pedido a la Comisión de Relaciones en el Lugar de Trabajo que elabore un código de prácticas en esta área. Si bien todos los empleados pueden solicitar el derecho a trabajar de forma remota, no existe un marco legal para esto, señala. Por lo tanto, recomienda legislación para tales solicitudes y para proporcionar claridad a los empleadores sobre las mejores prácticas.

 

×